viernes, 25 de septiembre de 2015

Un vaso y un plato.

Creo que ya se ha sobrepasado el cupo de lo permisible. Fuimos muchos los que nos dimos cuenta de que el candidato del Partido Popular a las elecciones generales ten√≠a cara de ser lo que cada d√≠a desde hace bien poco se est√° empe√Īando en demostrar en un mundo 2.0 en el que los errores se magnifican, o al menos se ridiculizan hasta el extremo. Cuando votas a alguien por no votar a otros te puede pasar eso, que el presidenciable acabe siendo presidente y act√ļe de forma totalmente impropia con la necesidad de su cargo, hasta tal punto que lo defendible deje de serlo. Exactamente eso es lo que el Se√Īor Rajoy Brey est√° repartiendo en peque√Īas p√≠ldoras a todos los que le votaron pensando que es un t√≠o cabal, ordenado mentalmente y dispuesto a recapacitar decisiones importantes, y est√° regalando tambi√©n material de sobra para que nos sangren los ojos y los o√≠dos, incluso para que deseemos que vuelva al plasma. 

Imagen: ondacero.es
Es inadmisible que tengamos que soportar la supina inoperancia y falta de reflejos a las preguntas del periodista de turno, entre otras cosas porque esas demostraciones solo refrendan la hip√≥tesis de que realmente “un vaso es un vaso, y un plato es un plato”. No tenemos necesidad de confirmar que el presidente del gobierno lejos de no hablar ingl√©s, ni franc√©s, ni nada que se le parezca, ni siquiera es capaz de poner ejemplos tangibles cuando se habla de pol√≠tica con la que est√° cayendo en Catalu√Īa. O que haga el rid√≠culo por no saber enlazar en el contexto de una conversaci√≥n lo que se habla sobre nacionalidades. Y peor a√ļn, ¡¡que acabe haciendo √©l las preguntas!! (mientras le tiembla el ojo izquierdo, o la pierna izquierda de lo nervioso que est√° cada vez que hay una c√°mara grabando). Que los espa√Īoles somos muchos espa√Īoles, y muy espa√Īoles. Me pregunto si todos sus asesores le dicen “Joder, Mariano…” o “Muy bien, Mariano…”. Esa es la pregunta que deber√≠a preocuparnos. La de si se dan cuenta de que no somos idiotas, o la de si piensan que los que les votan s√≠ lo son y que van a seguir vot√°ndoles. Porque quedan tres meses para despojar la margarita. Si, despojar. P√©talo por p√©talo, hasta desnudar sus verg√ľenzas.

Imagen: elperiodico.com
Es que va una detr√°s de otra. Cuando no es el fin-de-la-cita, es un infantil argumento en la recepci√≥n a la selecci√≥n de basket en relaci√≥n a los m√°s laureados. Y as√≠ llevamos cuatro a√Īos… que el que venga se alegrar√° de la herencia recibida porque el nivel del actual presidente en tan putap√©nico que s√≥lo se puede hacer mejor. Es normal que las preguntas tengan que ser pactadas o que se use un plasma… Totalmente normal, visto el nivel. ¿Os imagin√°is a un presidente que despu√©s de una cumbre diga “Obama me dijo que…” o “Merkel me dijo que…”? Llevamos tres legislaturas con una incompetencia en lenguas extranjeras tan flagrante que nos hace quedar en rid√≠culo a 45 millones de personas. Es triste que necesitemos tener monarqu√≠a para que sean ellos los que hablen en primera persona con Obama o Merkel, y que a nosotros nos pidan niveles C1 de ingl√©s y alem√°n para un trabajo haciendo fotocopias en la oficina de una asesor√≠a por el que nos pagar√°n 700 €/mes, y ya no te digo nada si eres cient√≠fico (desde 2010 el gobierno ha echado a 11.000). La credibilidad de Espa√Īa est√° igual de trucada que los Volkswagen o los Seat. Todo va bien hasta que a alguien le da por hurgar un poco. Lo que est√° pasando con la industria automovil√≠stica es el resultado del mundo de los mercados y la esclavitud tecnol√≥gica en la que, como dice el gran Pepe Mujica, todo es dinero. 

Dicho todo esto, me cuesta creer que Rajoy, a la vez que queda como un imb√©cil, tenga la capacidad de estar metido hasta las trancas en una trama como la de la contabilidad B del Partido Popular. Si bien es cierto que es tan ecl√©ctico todo… En el PP es todo tan atropellado y a salto de mata que nos tienen descolocaos a todos. La boda de Maroto se adelanta para que no haya invitados, pero luego van todos al banquete. Los jueces son imparciales, dicen. Los sobornos, regalos. Las conversaciones grabadas, son mentira (#WTF?!?). Los documentos son cosas raras de esas personas de las que usted me habla. Las v√≠rgenes, condecoradas. Basta ya de tomarnos el pelo, hombre. Quien tiene que apechugar y arreglarnos la papeleta no es Mar√≠a, es Rajoy. Es normal que nos parezca una Espa√Īa de Berlanga, la de pandereta, la surrealista. Y toda la culpa es de la herencia, pero la cercana; porque el siglo XVIII acab√≥ pasando a la Historia como el Siglo de las Luces, con grandes ilustrados aportando a la sociedad los valores y las explicaciones convincentes basadas en la raz√≥n. Hoy, aqu√≠ y ahora, en este siglo, los valores llegan directamente al mar desde los retretes, y la √ļnica luz que nos gu√≠a es la de Iberdrola. Es el Siglo de las Luces… apagadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario