sábado, 24 de enero de 2015

Desinflar la Globalización.


Enero 2015. La luz nos cuesta más. El gas nos cuesta más. La comida nos cuesta más. El transporte público nos cuesta más. Y esa subida es ¿por qué? ¿Qué puto valor han añadido a esas facturas para subir el precio de todo sistemáticamente año tras año? Ninguno. CERO. ¿Dónde va ese incremento porcentual que multiplicado por los millones de usuarios es un montón de dinero?¿En inversiones?¿Qué tipo de inversiones? ¡Ah! ¡Sí!… Inversiones en descentralización de la producción, aka dejar sin trabajo a los que subes el precio hasta que puedas empezar a subirles el precio a los países en los que te instaurarás a medio plazo.
Cuando dicen que “la crisis pasará y podremos bajar los precios” quieren decir que van a jodernos la vida durante unos años a la vez que aumentan el nivel de vida en los países en vías de desarrollo a los que se llevan el trabajo, y entonces cuando no puedan reducir más los costes, empezarán a bajar los precios, pero precisamente empezarán a bajar los precios en esos países, y ya cuando consigan valores que consideren oportunos, veremos algún cambio notable. Será demasiado tarde, a pesar de los esfuerzos de Mario Draghi. EEUU hizo lo que pretende hacer Europa ahora, y salieron de la crisis. Japón lo ha intentado, y está al borde de la recesión.
Bajo mi punto de vista, la pregunta es: ¿qué debemos hacer para que no nos pille el toro? No soy ni mucho menos experto en Economía (ni macro, ni micro, ni ná), pero creo que el cambio empieza por darse cuenta de lo que necesitamos. Las multinacionales se están autofagocitando para que les salga bien el numerito. Sacrificando puestos de trabajo más o menos honrosos en países como el nuestro, pero dignos todos ellos. Que si España es el país de la zona euro que más ha crecido es porque no se puede seguir decreciendo sin que estalle una Guerra Civil. Por eso, están contentísimos en México, India, Brasil, China, Europa del Este, etc, etc, etc… Y no nos damos cuenta de que España está ya en ese grupo de países. Ya no somos 1er mundo. Ya no molamos tanto. Hemos vuelto a vivir sola y exclusivamente del turismo, y es precisamente ese sector el que según los expertos marcará el ascenso  (if any) después de la inyección de compra de deuda pública, tanto en puestos de trabajo creados como en aumento de salarios a los indefinidos. En definitiva, eliminar la precariedad laboral. Ahora bien, y tras lo oído en la convención del PP, mientras sigan mintiendo a todo el mundo, pensando que no nos hemos dado cuenta, mientras no vean que la percepción ya no es la misma que antes de la Gürtel, Púnica, Caja B… seguirán dando facilidades a las grandes empresas para que el despido libre sea lo único libre que dejen campando por la piel de toro. Porque si hablamos de libertad de expresión… ejem.

Independientemente de quién gobierne, hay un período indeterminado de tiempo en el que a pesar de sanciones a multinacionales, acuerdos entre gobiernos y políticas medioambientales, los tres mundos conocidos que han dado como fruto la Globalización estarán dando vueltas en círculo sin tener muy claro dónde está la salida. Las peores previsiones advierten que en poco tiempo el 1% de la población mundial tendrá más dinero que el otro 99%. Eso es hinchar el globo. Un ejemplo gráfico: nosotros somos el aire que lo llena, y ellos el nudo que lo cierra. Futuro poco halagüeño que tendremos que sobrellevar hasta que el sentido común nos obligue a hacer las cosas sin pensar tanto en las matemáticas financieras. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario