s√°bado, 30 de agosto de 2014

La estrella -fugaz- de David.


Parece que ya est√°. 50 d√≠as. 2100 muertos y 11000 heridos gazat√≠es. Hombres, mujeres y ni√Īos. Se ha cerrado el tel√≥n hasta la pr√≥xima funci√≥n, que la habr√°. Afortunadamente, la presi√≥n de la opini√≥n p√ļblica ha conseguido dar sentido al desafortunado sinsentido medio-oriental y al ver estas noticias te preguntas si no ser√°n capaces de recapacitar sobre la barbarie y el caos que han provocado intentando imponerse mutuamente por la fuerza sobre la raz√≥n.
El viaje de la estrella de David por todo el mundo ha durado mucho tiempo. Demasiado. La di√°spora sionista decidi√≥ hace unas d√©cadas retornar a la tierra que, seg√ļn ellos dicen, les prometi√≥ un Dios que (aseguran) habl√≥ con un fulano hace miles de a√Īos. Mucho me temo que, una vez m√°s, la paciencia de los hijos de Sion ser√° ef√≠mera. Un suspiro si lo comparamos con esos miles de a√Īos que llevan bati√©ndose el cobre por toda esa zona del mapa. Y, mucho antes de lo que deseamos, lo que parecer√°n estrellas fugaces ser√°n de nuevo las bombas israel√≠es sobre cualquier territorio palestino. Sinceramente, no tengo ninguna confianza en que esa paz prospere. Ojal√° me equivoque.
Ahora bien, analizando el conflicto sentado en mi sof√°, solamente tengo una certeza: la manipulaci√≥n de la informaci√≥n. La diferencia entre lo que nosotros vemos desde la distancia y lo que los palestinos han vivido estos d√≠as se refleja en las celebraciones mostradas en nuestros noticieros cuando dicen que es “por la tregua acordada”, mientras que en la calle de Gaza afirman que es por “la victoria sobre el ej√©rcito israel√≠”. Ah√≠ lo tienes. El tren de lo pol√≠ticamente correcto aqu√≠, se empotra contra la sangrante realidad que tienen all√≠. Ha sido as√≠, es as√≠ y as√≠ ser√°. El odio mutuo no admite concesiones. Los medios de comunicaci√≥n occidentales pueden jugar al tel√©fono descacharrado, pero con la globalizaci√≥n ya no hay secretos. El gato y la liebre est√°n perfectamente diferenciados con un c√≥digo de barras… y estrellas (ejem...). Por eso, ya s√≥lo nos creemos lo que nos queremos creer. En la franja hacen lo mismo con la religi√≥n… y en esas est√°n.
En este punto, y como acabo de decir, nuestro cerebro generar√° los algoritmos necesarios para que viendo 13TV, La1, LaSexta o la BBC pensemos “estos s√≠ que saben de qu√© hablan” o “menudos mamarrachos, c√≥mo le dan la vuelta a todo”. Sea como fuere, la subjetividad occidental se pegar√° de morros con la objetividad de la informaci√≥n o√≠da o le√≠da que venga directamente desde la caldera que nos concierne. No tiene nada de nuevo, lo s√©. Pero es que ya de viejo, huele a rancio. Siemmmmmpre lo mismo. La insoportable y mezquina gesti√≥n interesada de los que definen las diferentes l√≠neas editoriales de los grandes medios ya no da para m√°s. Ser√° que soy un rom√°ntico, pero la descarada querencia hacia tal o cu√°l ideolog√≠a me aburre. Necesitar√≠amos algo nuevo para seguir creyendo en la imparcialidad/objetividad del periodismo y que se cuente algo sin importar el qu√© dir√°n o, mejor dicho, el cu√°nto vender√©. Pero el que espera, desespera… y el que ha de venir, no llega. 

Solamente deseo que la tregua sea duradera. Que esta vez la estrella de David no sea fugaz. Que no se repita, ni por activa, ni por pasiva. Que dejen al pueblo palestino reconstruir sus ¿hogares?. Que no se vuelva a cerrar el c√≠rculo con lo ocurrido en el principio de sus pueblos. Incluso aunque t√ļ la difundas, s√© que mi repercusi√≥n es quasi nula, y por ende, estos p√°rrafos son un brindis al sol, pero no por eso debemos dejar de brindar… y que viva el vino ¡¡qu√© cojones!! De la misma manera, y esperando acontecimientos, la semana que viene espero darme un paseo por algunas de las tropel√≠as “peperas” que, aprovechando la relajaci√≥n del verano, esos que sin barras ni estrellas, pero con los votos por bandera, nos est√°n colocando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario