s√°bado, 26 de julio de 2014

EsPPntos.

Esperpentos aparte, y a pesar de que hace tiempo que no posteo, me he dado cuenta de que aqu√≠ cada uno hace la guerra por su lado. Puestos a analizar los esperpentos, el primero es el politicidio de Le√≥n. La finada que presum√≠a de ser cabeza de Le√≥n, acab√≥ su vida alojando una venganza personal de una cabeza de rat√≥n, bueno, de mam√°-rat√≥n… Una acci√≥n desproporcionada que por mucho que algunos se empe√Īen en izquierdizar, es fruto de inquinas internas dentro del propio partido, popular. El Gobierno se atraganta. Vaya l√≠o. Cuando me enter√©, me acord√© de los comentarios de la gente cuando no hace tanto, en una Italia totalmente hundida, un hombre no vio otra salida para descargar su ag√≥nica rabia que matar a alg√ļn pol√≠tico, el que fuese, a la entrada del Congreso. Dispar√≥ dos veces. Y fall√≥. Los comentarios de bar eran absolutamente todos del tipo “Ya era hora” “Cualquier d√≠a empezar√°n aqu√≠” “La pena que fall√≥”. Matar a alguien es dif√≠cil, duro e irremisiblemente perjudicial para la salud de uno mismo. Matar a un pol√≠tico tambi√©n.
El segundo esperpento es que, devenido del primero, la casta pol√≠tica que nos dirige no tiene mejor idea que criminalizar a los tuiteros que se est√°n riendo del desenlace, pero solo eso. Hasta ah√≠ llegan. Cuando hay que condenar a los de las NNGG que tuitean aut√©nticas burradas a los socialistas, o a los independentistas, no hacen  nada. Silencio. Es lamentable el doble rasero que los retr√≥cratas nos demuestran a la menor ocasi√≥n posible. Da igual que sean actos p√ļblicos del PP, eventos religiosos, melillas, abortos, tweets, “juicios” por corrupci√≥n, prevaricaci√≥n, cohecho, malversaci√≥n, etc… Es inaguantable estar representados por gente de esa cala√Īa, y es lamentable que sea elegida en las urnas. Pero es m√°s inaguantable saber que el domingo que viene, habr√° un mont√≥n de millones de personas que van a votarles ¡otra vez!!! Francamente, me alegro de vivir en un entorno donde no me siento rodeado de una ingente marabunta de fachas que, de la otra “Francamente”, secundan peri√≥dicamente esa manera de hacer pol√≠tica tan burda. Me apena pensar que hay tanta gente af√≠n a ellos fuera de √©l.
El tercer esperpento acab√≥ de acrecentar el escozor que me provoca saber de antemano que estos canallas van a seguir chupando del bote y haciendo un uso impune de sus cargos por obra y gracia de los votos de sus beneficiarios (burbujeros, preferenteros, malversadores, espa√Īolitos de bien que creen que la vida con el caudillo era mejor), el no-debate entre la Valenciano y Ca√Īete. Me acab√≥ de matar. Vi dos minutos. Me bastaron para saber que solamente se estaban echando en cara la famosa herencia y los datos del paro. Pat√©tico. Pobre. Muy pobre. Lo bonito vino al d√≠a siguiente, con Ca√Īete admitiendo en p√ļblico la derrota en ese debate, pero justific√°ndose diciendo que si un hombre demuestra superioridad intelectual ante una mujer, le tachan de machista. ¡¡Ol√© ah√≠!! Y se queda a√ļn m√°s ancho de lo que es √©l de por s√≠. ¿Qu√© pretend√≠a con ese comentario?? Que nadie pensara que es un retr√≥grado machista. Que la mujer en casa y el hombre en el trabajo – jo jo jo ¿qu√© trabajo?- Que la mujer no hace falta m√°s que para procrear. Que a ver qu√© es eso de pelos cortos y pantalones. Despu√©s de 30 a√Īos en pol√≠tica, en el que han pasado tantas cosas, y tan buenas para los trabajadores, este energ√ļmeno ya bautizado en twitter como #HomoCa√Īetus se ha quedado anclado en sus inicios. La idiosincrasia de su partido no le deja ver m√°s all√° de los 60.
#HomoCa√Īetus me parece benevolente como calificativo. Lo tenemos crudo… ¡Sssssh! ¡¡Calla!! … que nos come como si fu√©ramos sushi. La podredumbre √©tica que nos gobierna es tan grande que no s√© cu√°nta honestidad intelectual necesitar√≠amos en el hemiciclo para revertir la situaci√≥n. Espero que al menos hayamos aprendido que lo de las mayor√≠as absolutas no nos viene nada bien en general. Y nos viene muy mal en lo particular. Basta de puertas giratorias, de “n” cargos p√ļblicos por persona, de adjudicaciones a dedo, de ceros a la derecha provocados por ceros a la izquierda, de encomendaciones y condecoraciones a v√≠rgenes…
Basta de esPPntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario